Buen dato para los amantes de la parrilla

Captura de pantalla 2016-02-25 a la(s) 15.28.24Un buen asado siempre se agradece. Y si bien no es tarea sencilla, un emprendimiento chileno creó briquetas gourmet aromatizadas hechas con cuescos de duraznos reciclados de la industria conservera.

Aromatizadas con albahaca, estragón, orégano o tomillo, basta con prender la parrilla y una vez listas las brasas colocar dos briquetas Pulchén. A medida que la combustión se inicia, la briqueta va ahumando y sazonando los alimentos, sea carne, pescados o verduras.

“Nos hacemos cargo de los cuescos que se desechan de la industria conservera. Una briqueta equivale a 6 carozos de durazno”, explica María Ignacia Salazar, dueña y fundadora de Pulchén, quien ya ha introducido las ecobriquetas en lugares como Carlo Cocina, Mercadito Store, entre otros 20 puntos a lo largo de Chile, además de venta online. “Somos los primeros en innovar con un producto para los parrilleros, otorgándole un sabor único y una nueva experiencia gourmet al momento de un asado”, añade.

Un producto ecológico y renovable, de lenta combustión y sin colorantes ni preservantes. El pack de 2 briquetas tiene un precio de $3.000 y el de 6 unidades alcanza los $6.000. ¿Cuánto necesitas? Según Salazar, con dos briquetas puedes cubrir un asado completo.

¡Comenta en Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *