#Loprobamos: circuito de vino y bicicleta en la Viña Santa Rita

  • Para conocer lugares poco tradicionales, hicimos un paseo con Turistik a una de las viñas más antiguas de Chile, que incluía 10 kilómetros de bicicleta y cata de vinos. ¿Superamos la prueba?.

Por Francisca Orellana

turistikConocer nuestra propia ciudad puede no parecer muy atractivo porque pensamos que la conocemos entera. Sin embargo, nos equivocamos y siempre hay muchos rincones que nos quedan por conocer. Vivo en Santiago de Chile hace más de 30 años y sigo conociendo lugares maravillosos.

Nos enteramos que existe un paseo de vino y bicicleta (Wine & Bike)en la Viña Santa Rita organizado por Turistik, así es que decidimos probarlo. La promesa era un tour de 4 horas donde recorreríamos uno de los viñedos más antiguos de Chile, andar 10 km en bicicleta, conocer un poco más del mundo del vino y regresar. Como no hacerlo si Chile es una de las grandes potencias en vinos, que son cada vez más ricos!

Tomamos el transfer a las 9:00 a la salida del Parque Arauco, y viajamos por 40 minutos hasta la tercera viña más antigua de Chile y que está ubicada en el valle del Maipo. Su mayor particularidad es que tiene 1.200 hectáreas y dentro de sus cosechas está la cepa carmenere, que es originaria de Francia pero hoy se produce únicamente en Chile. También pasaremos por la viña Carmen y Nativa, que están en el mismo lugar y son del mismo dueño que Santa Rita.

turistik2Aunque estamos en pleno invierno, nos tocó un día maravilloso y soleado, e ideal para hacer deporte cultural. La entrada a la viña es increible, nos adentramos en sus viñedos hasta llegar a la casa patronal. Ahí nos pasaron las bicicletas, una botella de agua y partimos! La guía iba adelante dirigiendo el circuito y cada uno iba a su propio ritmo.

Es entretenido andar en bicicleta en medio de la naturaleza y con el tiempo suficiente para escuchar el ruido de los animales y los pájaros. Pero no voy a mentir, no soy una gran deportista por eso cuando ya mis piernas y mi cuerpo empezaron a cansarse, hicimos una bendita parada. Ahí la guía nos comenzó a explicar un poco el funcionamiento de la viña como, por ejemplo, que las uvas de parras de vinos premiun se cosechan manualmente, mientras que los de gama media y baja se recolectan mecánicamente.

Seguimos por un camino de tierra hasta un mirador, al cual llegamos para admirar una vista panorámica y hacer nuestro primer salud con un vino sauvignon blanc de viña Carmen, exquisito.

Un pequeño descanso, tiempo para fotos, tomar agua y seguimos hasta llegar a la bodega, donde nos mostraron las cubas gigantes donde almacenan las uvas y luego los barriles, cuya madera entrega su propio ingrediente al vino. ¿Sabes cuántas veces se pueden ocupar cada barril? Hasta 4 veces en vinos premium y pueden estar en proceso de fermentación por hasta 4 años, según nos contó la guía.

turistik5Luego seguimos por un camino de tierra hasta un mirador, al cual llegamos para admirar una vista panorámica y hacer nuestro primer salud con un vino sauvignon blanc de viña Carmen, exquisito. Compartimos nuestras copas con turistas de china, rusia, brasileros, argentinos y lamentablemente ningún chileno.

Un breve descanso y seguimos por la última parte del recorrido, el cual terminó en una bajada lo que se agradece cuando tienes el cuerpo cansado. Entregamos las bicicletas y nos fuimos hasta la casa patronal de la viña donde nos llevaron hasta una antigua bodega de piedra que además de ser full antigua y misteriosa, tiene una historia increíble. Ahí fue donde la chilena Paula Jaraquemada escondió a los 120 soldados que peleaban por la independencia de Chile. Y que sirvió de inspiración para crear el clásico vino 120. Bajo esa mística, nos dieron a catar 3 vinos y nos enseñaron técnicas de cómo se debe probar uno o la forma correcta de tomar una copa.

Ya sin tiempo para nada más, teníamos que regresar a Santiago. La experiencia es increíble y entretenida. Aunque quedé sin energías para el resto del día es 100% recomendable.  Lo que sí, hay que ir preparado. Hay que tomar un buen desayuno para tener energía para la bicicleta y llevar sí o sí un snack o fruta para el regreso porque da hambre toda la actividad. Y más aún si tomas vino.

Revisa aquí nuestra experiencia:

¡Comenta en Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *