Marca Chile publicó un listado con los 6 Patrimonios de la Humanidad imperdibles de nuestro país, destacando al campamento minero de Sewell dentro de los elegidos. Por eso hicimos una recopilación de datos que quizá no conocías y pueden motivarte a visitar este mágico lugar.

En plena cordillera de los Andes, con más de 100 años de historia y ubicado a sólo 150 kms. de Santiago; Sewell sirvió de habitación para los mineros de la Mina El Teniente y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, debido a su riqueza cultural, arquitectónica e histórica.

Visitarlo es como retroceder en el tiempo, pero si buscas más motivos para conocerlo, éstos pueden ser de gran utilidad.

– En un comienzo, las casas y oficinas crecieron desordenadamente, hasta que se implementó una planificación urbana diseñada en Nueva York, con una escalera central, desde donde provenían escaleras secundarias. Por eso se le llama la “ciudad de las escaleras”.

– La ciudad de las escaleras fue bautizada como “El Molino” y luego “El Establecimiento”, hasta 1915, cuando se le nombró en honor a Barton Sewell, un alto ejecutivo de la compañía Braden Cooper, quien apoyó fuertemente la construcción de la ciudad.

– En Sewell existió la primera cancha de palitroques de Chile, uno de los pasatiempos favoritos de los sewellinos, y tuvo lugar el primer Campeonato Nacional en 1963.

– La policía estaba encargada de resguardar la moral del lugar y las parejas que eran sorprendidas juntas eran consultadas por sus intenciones de casarse. Si decían que no el minero podía perder su trabajo, por lo que la mayoría respondían que que sí, tras lo que policía les daba día y hora para su matrimonio en la iglesia de Sewell.

– Vivir y trabajar en Sewell otorgaba un gran nivel de calidad de vida, dado que la educación, salud y vivienda eran gratuitas.

– Uno de los personajes típicos de Sewell era el “guachuchero”, vendedor clandestino que trasladaba alcohol dentro de bolsas de cuero, en la época en que se prohibió el consumo de alcohol en la mina por influencia de la ley seca de Estados Unidos.

En la actualidad este campamento minero es visitado por miles de turistas al año, quienes buscan revivir la historia y la cultura de este pueblo escondido en el corazón de las montañas. Si quieres vivir esta increíble experiencia, VTS Enjoy Travel, -empresa que ha transportado más de cien mil visitantes- organiza tours regulares todos los sábados, desde Santiago y Rancagua. Contacto: turismo@vts.cl / www.vts.cl / (72) 2952692 / 9837 4519

¡Comenta en Facebook!