Este jueves 5 de noviembre en la Aldea del Encuentro se inaugura “Guatemala en La Reina, Una historia que contar”

guatemalaEl pueblo maya tiene una historia milenaria y una presencia viva hoy en Centro América ha resistido por siglos agudas sequias, luchas intestinas, conquistadores violentos y el peor genocidio de América (durante las dictaduras de 1980-1984). Sobrevivieron y hoy son la región menos violenta de la convulsionada zona norte del istmo centroamericano. El porcentaje de población indígena en Guatemala es de los más altos de América Latina, los mayas conforman la mayoría de población indígena del país (entre el 40% y el 60% de la población, según la fuente), se concentran en los departamentos de Sololá, Huehuetenango, Kiché, Quetzaltenango, Totonicapán y las Verapaces.

Su cultura, su cosmovisión y su lengua (son más de 20 lenguas mayas) están vivas y se expresan en la vida cotidiana de su gente desde la vestimenta hasta la religiosidad.

El huipil que usa, a modo de blusa, la mujer Maya es un de las obras más acabadas del arte textil, es realizado completamente a mano en el telar y algunos son luego bordados.

En el huipil se inscriben imágenes y símbolos de herencia ancestral. Su uso es hasta hoy cotidiano.

– Los huipiles que se exponen en la siguiente selección son piezas de confección contemporánea, que representan el arte textil tradicional de diversas regiones y también piezas que muestran las innovaciones actuales en material y confección. La mitad de ellos son piezas usadas, adquiridas directamente de sus dueños en mercados de pequeños pueblos del interior.

– Las fotografías muestran fragmentos del mundo maya actual en Guatemala.

– El Video que acompaña a la muestra “Historia del Textil Maya”, realizado por el Museo Ixchel del Traje Indígena muestra la evolución de este arte textil desde sus orígenes hasta nuestros días.

La exposición tiene como propósito brindar una experiencia de contacto con el arte textil del pueblo maya en el presente que permita abrir, por este medio, un espacio de reflexión sobre su presencia y legado en el contexto de los avatares de su historia. No pretende una mirada técnica ni puramente estética del arte textil, sino una mirada más amplia que a partir del textil y las fotografías nos hablen sobre una cultura y nos interrogue sobre su sobrevivencia como pueblo originario.

 

¡Comenta en Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *