#Lo probamos: Miski Náutica, comida abundante y buena presentación

 

Chicharrones Miski Náutica
Calamares, camarones y pescado, con salsa criolla
« 1 de 7 »

Si se quiere comer abundante comida peruana y no pagar de más, Miski Náutica es una buena opción. Sus preparaciones son correctas y con grandes porciones, pero todo con cuidada presentación.

Pese a que la llegada de los platos se demoró más de la cuenta, el plato infantil llegó a buen tiempo, de manera precisa para que el más pequeño de la mesa no se aburriera. A pesar de ser un pollo a la plancha con papas fritas, la presentación perfectamente cuidada fue un adelanto de lo que se venía con los demás platos. Y es que la decoración de los platos es un plus en este restaurante, en que una cena promedio de tres tiempos sale entre $12.000 y $18.000 por persona.  Además, tiene un menú ejecutivo de $5.000 en la semana.

El restaurante está enfocado en las familias, quienes son los principales comensales de fin de semana.

En el caso de un clásico peruano como el lomo saltado, no hubo falla. Las papas fritas de corte grueso y la carne a punto, fueron un acierto. Lo mismo, con el suspiro limeño.

Para comenzar, un pisco sour, que le hubiese hecho falta un poco más de dulce y un poco menos de alcohol, pero rico, ideal para acompañar una trilogía de ceviche: reineta al cilantro, al ají amarillo y al rocoto, todos con bajo nivel de picor y muy sabrosos ($8.500).

comida7Aunque este trío imperdible no dejó mucho espacio para el fondo, ante tanta y apetitosa variedad, imposible resistirse. “La Cartelera” optó por los chicarrones al estilo Miski Náutica, crujientes, nada de aceitosos, pero muy muy abundantes (ideales para compartir) y acompañados de una rica salsa criolla.

En el caso de un clásico peruano como el lomo saltado, no hubo falla. Las papas fritas de corte grueso y la carne a punto, fueron un acierto. Lo mismo, con el suspiro limeño ($2.900, el postre).

De familia con tradición gastronómica, el chef  Marco Julca llegó a Chile con su hermana hace ochos años a hacer lo que mejor sabe.  A la fecha tiene tres locales: El Gusto Peruano, Miski Náutica y está próximo a inaugurar Payllay. Sus planes son seguir creciendo, con un menú similar en todas sus apuestas. Una fórmula probada, que ha funcionado perfectamente con el público chileno, dice.

Todo lo descrito, más dos bebidas y un jugo natural (sin el menú infantil) $30.900.

Miski Náutica: Av. Francisco Bilbao 947, Providencia.

¡Comenta en Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *